Limpieza facial: La clave del éxito

Limpieza facial: La clave del éxito

Actualizado: ene 27



Si viéramos nuestra piel bajo un microscopio, entenderíamos por qué es tan importante limpiarla. Queremos eliminar polvo, suciedad ambiental, sebo y células muertas. Así la piel podrá regenerarse y nutrirse.


¿sabías que la epidermis, la capa más superficial de la piel, se renueva completamente cada 30 días? Es un constante ciclo activo. Es por ello que la limpieza y la exfoliación de las células muertas es tan importante.


Además de permitir su regeneración, queremos prepararla para el resto de productos de nuestra rutina. No sirve de nada aplicarse una crema o un serum en una piel sucia. Simplemente no penetra.


Te enseñaré cómo y con qué limpiarte la cara. Suena algo básico, pero muchas personas no lo realizan correctamente y otras simplemente no lo hacen.



Para lograr una limpieza efectiva es necesario realizarla en 2 pasos:


1.- Primero se elimina el maquillaje y las impurezas (contaminación, polvo, etc)


2.- Luego se realiza el lavado propiamente tal que limpia el poro cutáneo.





Es decir, si te limpias la cara sólo con un agua micelar, probablemente te estés dejando bastante trabajo por hacer y eso explique que tu piel se vea apagada o tengas brotes de acné.

¿Con qué frecuencia?

Las personas con piel grasa y tendencia al acné, necesitan una limpieza 2 veces al día... intenso, lo sé (es mi caso). El resto, basta con una vez al día. Eso si, nunca te saltes la limpieza de la noche. Es la más importante. Por la noche es cuando ocurre el recambio de células, y al no quitar la capa de suciedad, este proceso se ve interrumpido.


TIP: Siempre lávate la cara inmediatamente después de sudar!



Para elegir los productos primero evita aquellos que contengan alcohol (deshidrata la piel), sulfatos y productos químicos. Actualmente intento que al menos el 90% de la rutina facial de mis pacientes sea natural y orgánica. Ya verás que es posible.

Para el paso 1 (eliminar impurezas) te recomiendo usar aguas micelares que contienen ácidos grasos que calman la piel y ésteres que la fortalecen.


La idea es hacer un pequeño masaje y pasar un disco de algodón que se quede con toda la suciedad. Intenta comprar discos de algodón orgánico o reutilizables.


Con respecto a los ingredientes te sugiero pepino, vitamina E, caléndula, rosa damascena. El aceite de coco y el aceite de jojoba también se usan para eliminar impurezas, contienen ácidos grasos omega 3 y tienen efecto detox.


De izquierda a derecha. Arriba: pepino, rosa damascena, aceite de jojoba. Abajo: Rosa damascena, Aceite de caléndula, discos de algodón.



Para la limpieza profunda del poro cutáneo (paso 2) tenemos varias opciones:

- Jabones a base de agua (generan espuma), limpiadores en crema que son útiles para pieles secas o sensibles, bálsamos de limpieza, estos últimos son útiles para personas con la piel sensible. Muchos tienen ingredientes calmantes como la glicerina, el ácido hialurónico y las ceramidas.


- Jabones a base de aceites. Son mis favoritos para todas las pieles, incluso las grasas. Muchos aceites tienen propiedades antiinflamatorias y calmantes. Evita los que contienen petróleo ya que cerrarán tus poros.

Para piel grasa, resultan muy efectivos los limpiadores con ácido salicílico o ácido glicólico ya que realizan una limpieza aún más profunda (ambos productos se usan para peelings a concentraciones mayores).


Los aceites más populares son: Aceite de avellana, Aceite de ricino, aceite de pepita de uva (antioxidante) y aceite de oliva (antiinflamatorio). El aceite de jojoba es útil para todas las pieles ya que simula el sebo natural lo que modula y normaliza la producción propia. Busca productos con aceite de almendra dulce, mantequilla de cacao o manteca de karité.


Paso a paso

1.- Lávate bien las manos antes de lavarte la cara. Muy importante.



2.- Moja tu cara y cuello con agua tibia o templada.



3.- Aplica el producto con movimientos circulares suaves. Estimulan tu circulación y tu drenaje linfático.


¿Quieres saber cómo se hace un automasaje linfático? Habrá un post dedicado a esto!

Si se estimulan los vasos linfáticos estimulamos el drenaje de la ‘basura’ de nuestras células y estas se pueden regenerar durante la noche. Además, previene la retención de líquido en la cara.

4.- Enjuaga con agua fría para cerrar el poro (salvo tengas la piel sensible) y seca la cara suavemente con una toalla suave (si no tienes toallas pequeñas limpias para cada día, utiliza toallas de papel).

Si te notas la piel muy tirante, no estás usando el producto a apropiado y si tienes la piel grasa es probable que tras la limpieza produzcas más sebo para compensarlo.


5.- Aplica un tónico, un serum, crema de ojo, hidratante y protección solar si es de día.


Otros Tips:

- Cambia el cubre almohada al menos una vez a la semana.

- Evita tocarte la cara y si lo haces procura tener las manos limpias.


La clave del éxito es la constancia



Si quieres saber qué marcas específicas te recomiendo, pide cita. Recuerda, la primera es gratuita.